En muchas webs te exigen que te registres. Te piden que facilites una dirección de e-mail y a partir de ese momento… llega la avalancha de  correos. Para evitar esto, la web melt-mail nos facilita una dirección de correo temporal.

El funcionamiento es muy sencillo, entras en la web y te deja elegir si quieres que el nuevo e-mail valga por 3, 6, 12 o 24 horas. Existe una casilla en la que tenemos que introducir una dirección de e-mail nuestra (que sólo almacenan durante la vigencia de la dirección de correo temporal). A continuación le damos a crear y ya está, tenemos nuestra dirección temporal.

Es necesario facilitar nuestra dirección porque es a la que nos llegará el típico e-mail de activación.

Melt mail